lunes, 20 de marzo de 2017

¿AMBLIOPIA O SIMULACION?

Hola a todos, seguimos con nuestro propósito de seguir divulgando aspectos de nuestra profesión que puedan servir a aquietar dudas.

El tema que abordamos hoy se titula: ¿AMBLIOPIA O SIMULACION?

Entonces empecemos por aclarar que es la AMBLIOPIA. Se le llama AMBLIOPIA (u ojo vago) a la disminución de agudeza visual (también puede incluir otras funciones visuales), que existiendo o no defectos ópticos (miopía,  hipermetropía y/o astigmatismo), al ser compensados con gafas o lentes de contacto, no llegan a la agudeza visual de unidad (las letras más pequeñas que se exponen a 6 metros de distancia al realizar el test optométrico).

Es decir, a pesar de compensar su defecto óptico, esto no alcanza para recuperar la agudeza visual, aclarando que se dice AMBLIOPIA, cuando no hay ninguna enfermedad  o patología que por si misma justifique una merma de la agudeza visual, por ejemplo: una catarata, un desprendimiento de retina, una opacidad corneal, una palidez de la cabeza del nervio óptico, una turbidez en el humor vítreo, un problema vascular que afecta la irrigación retiniana, una degeneación macular (DMAE), etc. Entonces se comprende perfectamente que es una cuestión funcional más que orgánica.
La AMBLIOPIA puede ser monocular o binocular.

¿Y LA SIMULACIÓN? la definimos con el arte de engañar concientemente al optometrista o al oftalmólogo y/o familiares, para parecer que se ve menos de lo que realmente el paciente ve.

En este artículo no explicaremos las maniobras que utilizamos para detectar posibles simulaciones, por cuestiones obvias, sin embargo desde hace tiempo estamos observando una entidad denominada SINDROME DE STREFF, que consiste en una serie de síntomas que incluye la AMBLIOPÍA BILATERAL, ESTRECHAMIENTO EN FORMA TUBULAR DE LOS CAMPOS VISUALES FUNCIONALES, MIDRIASIS, ACTIVACIÓN DEL SISTEMA AUTONOMO SIMPATICO DE FORMA DESARMONICA, PREDOMINIO DE LA VISION PERIFERICA SOBRE LA CENTRAL, ANSIEDAD, NERVIOSISMO.

Cuando atendemos a este tipo de personas, debemos ser prácticamente detectives, y dudar si es una cosa u otra. El manejo clínico es muy personalizado en caso del SINDROME DE STREFF,  buscando aliviar los síntomas y restituir las funciones que se han ido perdiendo.

Utilizamos terapias activas y pasivas para contrarrestar los problemas encontrados, y desde un punto de vista global, mantenemos estrechas relaciones con profesionales de otras áreas que pueden ayudar al paciente.

Visual Center Madhu
Madhu Khatnani / Marcelo Garcia.
Optometristas Comportamentales.
Tenerife



















viernes, 17 de marzo de 2017

LENTILLAS SEMIRIGIDAS

Hola a todos, queremos seguir con nuestras publicaciones siempre esperando que sean de mucha utilidad para la gente normal, la que no tiene porque saber de óptica y/o de optometría, por esto pretendemos usar un lenguaje claro y sencillo para su perfecta comprensión.

El tema que hoy tocaremos es titulado LENTILLAS SEMIRIGIDAS, también llamadas duras, gas permeables, o lentillas rígidas simplemente.

Primero queremos aclara que si bien existen muchos tipos de lentillas, podemos hacer una diferenciación entre las llamadas blandas y las rígidas, las primeras son hidrofílicas (significa que tienen afinidad con el agua) y es por esta característica que son blanditas pues tienen líquido dentro. Por otra parte, las rígidas no contienen agua adentro, y su estructura es más compacta, por ejemplo no pueden doblarse como una empanadilla, es decir juntando sus bordes, ya que se partirían, no así las blandas, las cuales se pueden plegar perfectamente sin ningun riesgo de rotura.

¿Cuales son las principales diferencias entre las blandas y las SEMIRIGIDAS ?

Con respecto al confort o comodidad inicial, las blandas son bastante más cómodas. En la matriz de la lente pueden entrar virus y bacterias.
Las SEMIRIGIDAS, por otra parte necesitan un tiempo de adaptación. En la matriz de la lente pueden entrar virus.
Llevan distintos sistemas de limpieza.

¿Cuando el profesional decide adaptar las semirígidas y cuando las blandas?

Podemos afirmar que se adaptan mucho más las blandas que las SEMIRIGIDAS, porque estadisticamente hay más córneas regulares que irregulares. Nos referimos a regular a una córnea que se parece a una pelota de goma cortada por la mitad, es decir a un casquete esférico, porque todos su meridianos tienen la misma curvatura. Por esta característica corneal, se adaptan sobretodo lentes blandas que  se adaptan perfectamente a la forma.

Cuando la forma de la córnea no es regular, aparecen problemas visuales muy molestos, que además no pueden ser compensados con gafas, ni con lentillas blandas. Aquí es donde las semirígidas toman un gran protagonismo, ya que proporcionan soluciones muy efectivas en QUERATOCONOS, ECTASIAS, ASTIGMATISMOS ALTOS, TRAUMATISMOS CORNEALES, MIOPIAS MEDIAS  Y ALTAS, POST OPERATORIOS CORNEALES, y en cualquier grado de irregularidad corneal, no importando el origen del mismo.

Por último es importante reconocer unos avances increíbles en los últimos 25 años, con respecto a lo materiales empleados en la fabricación de estas lentes, pero más aún en los programas informáticos y maquinaria específica que permite hacer geometrías antes imposibles para corregir defectos muy complicados.

Nosotros particularmente adaptamos bastantes casos de lentillas semirígidas, en QUERATOCONO, MIOPIAS MAGNAS, CONTROL DE MIOPIA, ASTIGMATISMOS ALTOS Y EN ORTOQUERATOLOGÍA NOCTURNA.

Esperamos que esta publicación haya aclarado algunas dudas con respecto a las lentes de contacto, y nos ofrecemos a escribirnos o llamarnos si fuese neceario.

Visual Center Madhu,
Madhu Khatnani / Marcelo Garcia
Optometristas Comportamentales.