martes, 18 de julio de 2017

EL CONTACTO VISUAL SEGUN LAS CULTURAS

Hola a todos, el tema que tocaremos hoy es un poco distinto a los anteriores, ya que generalmente los artículos que publicamos tienen un carácter más científico.
El de hoy, tiene un tinte más cotidiano, o de curiosidad, ya que de lo que hablaremos es del valor de la mirada o el uso de la mirada según las distintas culturas.


El contacto visual, al igual que otras formas de contacto no- verbal, es diferente según las distintas culturas, por ejemplo en países árabes y de sudamérica el contacto físico entre las personas es mucho más frecuente, y las miradas, por ejemplo, o los contactos visuales, parecen ser  para una persona fuera de esas culturas, muy insistente , incluso penetrantes,  y producen molestias.
Y de forma contraria, para las personas del lugar, las miradas un poco más esquiva de los occidentales u europeos, puede ser interpretados como de falsedad o falta de educación.
Es curioso, que los orientales, consideran de mala educación mirar a la otra persona mientras se conversa.

También  entre las culturas occidentales puede encontrarse diferencias notables. Por ejemplo:los ingleses miran menos a los ojos que los norteamericanos, pero demuestran su interés en la conversación con su fija mirada, mientras que los norteamericanos (estadounidenses) alternan continuamente la mirada de un ojo a otro, ya que para ellos la mirada fija o insistente es signo de atracción sexual.

Para los israelitas, sin embargo, es habitual no sólo mirar fijamente a alguien, si no es hacerlo de arriba abajo.

Este tipo de diferencias, pueden causar inconvenientes en las relaciones sociales entre personas de culturas diferentes, imaginemos a alguien que llega a un país para trabajar y no conoce las costumbres y lenguaje corporal de las personas que allí viven.
Desde el punto de vista estrictamente funcional, la mirada fija o también llamada fijación visual, es un acto fisiológico que existe para extraer la mayor información visual posible de algo, y en muchas afecciones visuales, por falta de un buen desarrollo neurológico, esta mermada, pero la buena noticia, es que como toda función aprendida, puede ser entrenada y mejorada.

Muchas veces en nuestra práctica diaria, nos llegan pacientes, sobre todo con problemas de desarrollo,  a los que les entrenamos esta función, con resultados cada vez mejores.

Marcelo García/Madhu Khatnani
Optometristas Comportamentales
Visual Center Madhu.