martes, 19 de diciembre de 2017

BLUE CONTROL

Desde nuestro centro, saludamos a todos los que nos  leen habitualmente.

El tema que hoy queremos tratar es referente a algo, que cada vez más está siendo tenido en cuenta por los usuarios (que creo, hoy somos todos) de pantallas digitales, quÉ consecuencias  reales pueden producirse si nos exponemos de forma continuada a la radiación que emanan.

Estas pantallas, son una fuente de emisión de energía luminosa, y si reflexionamos un poco, excepto el sol,  o el fuego de una hoguera, en la antigüedad eran los únicos focos de emisión de radiaciones lumínicas a las que estaban expuestos  los ojos de nuestros antepasados, y es obvio, que alejándose del fuego, y evitar las horas de sol más fuertes, así como las pinturas para pintar las casas o cuevas y las vestimentas, apropiadas, podían evitar los efectos más nocivos.

El tema, es que con los fuertes avances tecnológicos de los últimos años, hay una cantidad de luz artificial, la cual, nos permite hacer millones de cosas, y mejorar nuestra accesibilidad a un mundo de posibilidades, este es el lado bueno, pero todo lo bueno siempre tiene su contrapunto, estamos siendo bombardeados por radiaciones luminosas todo el tiempo.

Y las consecuencias, de estar tan expuesto a la luz artificial, van desde problemas para regular los ritmos circadianos de nuestro organismo, los cuales son muy importantes en nuestro sistema endocrino, hasta posible degeneración en los tejidos oculares. Por ejemplo puede aparecer insomnio,  fatiga, estres visual, como también degeneración macular en personas quizás, con una predisposición genética, entre otras cosas.

Pero es preocupante que la mácula lútea, que es una zona de la retina central, de color amarillento y que en ella está la fóvea, sea un área muy importante en nuestra VISION, por lo tanto suceptible de absorber  radiación azul, esto es destacado, ya que sabemos de la incidencia de DMAE, que es una patología del centro de la retina, que priva a la persona que lo padece de una buena agudeza visual, una mala visión central.

En síntesis, no podemos dejar de ser concientes de lo siguiente: por un lado el aumento de esperanza de vida que hemos ganado en las últimas  décadas,  más la exposición a la que se encuentran sometidas nuestros ojos, con la introducción masiva de la luz artificial, más los aparatos que cada vez usamos más, incluso podemos afirmar que las funciones que realizamos usando tecnología, por ejemplo de nuestros dispotsitivos móviles, crece de forma exponencial.


Marcelo Garcia / Madhu Khatnani  
Visual CENTER Madhu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario